Entre ambos rubros, hay potencial de ahorro de US$4.800 millones. Las empresas generadoras dijeron que invierten $1,1 billones en mejoras

Pese a estar impulsando proyectos de movilidad limpia, el transporte, junto con el industrial, son los sectores con mayores niveles de ineficiencia energética en el país, de acuerdo con las cifras de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), del Balance de Energía Útil (BEU).

Entre ambos sectores, existe un potencial de ahorro equivalente a $4.800 millones en términos de desperdicio y mal uso de la energía. Tan solo el rubro del transporte representa 43% del consumo energético total, pero tiene niveles de ineficiencia energética de hasta 69% y solo 25% de energía útil.

Así lo explicó Lina Escobar Rangel, subdirectora de demanda de la Upme, quien agregó que “la adopción de tecnologías eficientes representa un potencial de ahorro de US$3.400 millones al año en el transporte”.

En línea con el análisis, en Colombia la energía útil es apenas 31% de la energía de uso final, razón que deriva en una ineficiencia en el consumo general de 67%. Ante esto, Escobar afirmó que, anualmente, dichas ineficiencias pueden costar alrededor de US$11.000 millones al país, por lo que la adopción de estas tecnologías podría reducir el consumo hasta 62% sin afectar los niveles de producción.

Desde el lado de la generación energética en plantas térmicas, el director ejecutivo de Andeg, Alejandro Castañeda, puntualizó que desde 2018 han invertido $1,1 billones para eficiencias y mejoras.

Con este fin, las generadoras han tomado los recursos del cargo por confiabilidad para hacer mantenimientos correctivos, preventivos y procurar por una constante actualización.

Para Camilo Sánchez, presidente de Andesco, los retos en materia de eficiencia energética están, en primer lugar, en la apropiación tecnológica y de metas de uso eficiente de la energía por parte de los diferentes sectores de la economía.

“Entre los principales habilitadores para la implementación cabe mencionar los pasos para la masificación de la medida avanzada, el recambio tecnológico y la sustitución del uso de leña por energéticos más eficientes”, manifestó.

Frente a este punto de la medición inteligente, el experto de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), Germán Castro, hizo referencia a la publicación de las resoluciones 135 y 171 de 2021, las cuales profundizan en la medición diferenciada para movilidad eléctrica y en los derechos y obligaciones de los usuarios autogeneradores.

Agregó que “próximamente se conocerá el estudio de cómo se va a materializar el Gestor Independiente de Información y saldrá a comentarios para todos los agentes de la cadena”.

Respecto al consumo residencial, el exministro Amylkar Acosta, resaltó la necesidad de infraestructura de medición.

Anderson Urrego – Larepublica.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario