De 33 iniciativas, la mitad tienen aval ambiental.

Un paquete de 33 proyectos para el desarrollo de obras en hidrocarburos y energía eléctrica es el as bajo la manga que tiene el Gobierno Nacional para dinamizar aún más el empleo y así meter el acelerador a fondo en la reactivación económica.El listado, compuesto por ocho iniciativas de petróleo y gas natural, nueve de parques eólicos, cinco de plantas solares, tres de complejos termoeléctricos y ocho para la transmisión de energía, en conjunto tienen una inversión trazada que supera los $23 billones y generaría más de 100.000 empleos entre directos e indirectos.

Sin embargo, a la hora de analizar el estado del arte en cada unos de los proyectos, el panorama es desalentador, más si se tiene en cuenta que poco más de la de las obras hasta ahora sortearon su etapa de licencia ambiental.Del listado de 33 iniciativas, el único proyecto que ya está en operación es la granja solar El Paso, en el Cesar, que desarrolló la empresa Enel Green Power, y varias iniciativas de transmisión están en más de un 80% en avance de obra.

“Los proyectos sufren retrasos constantes en sus fechas de entrada en operación por motivos relacionados con las licencias ambientales y los procesos de consulta previa. Se ha planteado un ajuste en los periodos de planeamiento de los proyectos que refleje la realidad de cronogramas de desarrollo”, advirtió Sandra Fonseca, directora de la Asociación Colombiana de Grandes Consumidores de Energía (Asoenergía).

Portafolio indagó con varias empresas del sector petrolero y de energía sobre el estado de los proyectos que desarrollan y que hacen parte del paquete de 33 iniciativas del sector, con las que el Ejecutivo hace cuentas para la reactivación en el 2021.

En el caso del Grupo Energía Bogotá (GEB), que tiene a su haber el desarrollo de cuatro iniciativas en transmisión de energía, la línea Sogamoso – Norte – Nueva Esperanza, está a la espera de que quede en firme la licencia ambiental, para iniciar la fase de montaje. Y en el proyecto de Colectora I, actualmente se construye el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y se realizan las consultas previas con las comunidades del área de influencia de La Guajira y el Cesar, para el trámite de la licencia ambiental.

Lo mismo sucede con el Tramo 2 de la línea La Virginia – Alférez), la cual se encuentra en la etapa de socialización del nuevo EIA con las comunidades del área de influencia.

Para el caso de ISA, el proyecto Refuerzo Costa Caribe, el avance estimado de obras civiles es del 88%, el montaje de torres del 86% y el tendido de líneas del 22%; para un total de avance del proyecto del 74%. Y se proyecta su entrada en operación a finales del 2021.

En el plano de los proyectos de energías renovables, a la fecha, es relativamente poco lo que se ha avanzado en su desarrollo.

“Continuamos trabajando en nuestros parques eólicos en La Guajira (Acacia y Camelia), que cuentan con sus respectivas licencias ambientales y consultas previas listas para la etapa de verificación. Estamos a la espera de la licencia para línea de transmisión, la cual ha sufrido retrasos debido a la covid- 19. Estos proyectos entrarían en operación en 2022 o 2023”, explicó un vocero de Celsia.

De igual manera, Portafolio pudo establecer que para los parques Alpha y Beta, de la empresa EdP Renovables, ambas iniciativas ya cuentan con su licencia ambiental, y la alternativa ambiental para la línea de conexión ya tiene aprobación de la Anla, y se proyecta que para mediados del presente año comenzaría el montaje de la planta, la cual entraría en operación en el segundo semestre del 2022.

Al indagar con voceros de Enel Green Power de su proyecto solar La Loma, explicaron que ya cuenta con Licencia Ambiental y actualmente adelanta labores preconstructivas tales como estudios de suelo, hidrológicos, topografías entre otros, necesarios para el desarrollo de ingeniería.

Y con respecto a las iniciativas eólicas Windpeschi, Tumawind y Chemesky, la primera ya tiene su licencia ambiental y recién inició trabajos de obra civil, y el montaje de los aerogeneradores está programado para abril. Y con respecto a los otros dos parques, las fuentes consultadas indicaron que “se encuentran en etapas avanzadas de desarrollo, desde el punto de vista social se cuenta con consultas previas protocolizadas con acuerdos, y se ha avanzado en el EIA.

En el mismo sector de energía, los tres proyectos de plantas térmicas, la que presenta mayor avance es Tesorito. “Seguimos avanzando en la construcción de la central. La fecha prevista de entrada en operación de la etapa 1 está programada para el 2022”, indicó la fuente de Celsia.

Caso contrario sucede con los proyectos Termosolo I y Termosolo II los cuales tienen retrasos para el inicio de su montaje.

En el terreno de los hidrocarburos, la apuesta del Ejecutivo esta en los seis bloques offshore, ya que allí están fincadas las esperanzas en nuevos yacimientos de gas natural. Sin embargo, los proyectos aún se encuentran en fase de licenciamiento ambiental, y se espera que a finales del presente año esté lista su aprobación.

Por su parte el desarrollo del fracking en el Magdalena Medio comenzará a sortear su fase de licenciamiento ambiental, el cual espera este aprobado a finales del presente año. A la fecha, solo Ecopetrol ha firmado contrato para esta tarea en Puerto Wilches.

Alfonso López Suárez – www.portafolio.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario