La compañía realiza trabajos en Coralino-1 para dar inicio a un periodo de pruebas, que permitirá establecer la productividad del yacimiento y su viabilidad comercial

 

Un nuevo hallazgo de yacimientos de gas se acaba de producir en el país. El anuncio lo realizó Hocol, empresa del Grupo Ecopetrol, que informó la culminación “exitosa” de la perforación del pozo Coralino-1, que evidencia la presencia de gas en varios niveles de la roca reservorio asociada a la Formación Ciénaga de Oro, principal roca productora del Valle Inferior del Magdalena.

El pozo Coralino-1 está ubicado a 60 kilómetros al sureste de Montería, en jurisdicción del municipio de Pueblo Nuevo, departamento de Córdoba. En este pozo exploratorio, Hocol identificó la presencia de gas en una estructura cercana al descubrimiento Arrecife, en el bloque VIM 8. “El pozo Coralino-1 se perforó con éxito entre el 3 de agosto y el 1 de septiembre de 2022, alcanzando una profundidad total de 10.800 pies (3.292 metros)”, indicó la compañía.

El hallazgo de Hocol cobra aún más relevancia en estos momentos estratégicos para Colombia en suficiencia energética; un contexto en el cual el gas se vuelve clave para la transición a energías menos contaminantes.

“El gas es parte de la transición energética. Incluso varias personas del Gobierno han declarado las bondades que tiene el gas en reducción de emisiones de CO2, reducción de partículas que contaminan el aire en la combustión, así como reducción de la pobreza. Este pozo, al estar ubicado en una zona donde ya tenemos producción, nos facilita la misma”, explicó Rafael Guzmán, presidente y CEO de Hocol.

Según Hocol, la interpretación petrofísica de los registros eléctricos y la información adquirida durante la perforación del pozo, indican presencia de gas natural en varios intervalos de areniscas de la formación Ciénaga de Oro Superior, de edad geológica Mioceno, cuyo tope se encontró a 7.979 pies (2.432 metros).

Este resultado del pozo Coralino permitirá a Hocol avanzar en la evaluación del hallazgo. “Actualmente, se adelantan los trabajos para dar inicio al periodo de pruebas a seguir en los próximos meses, las cuales permitirán establecer la productividad del yacimiento. De ser confirmadas las pruebas de productividad, el nuevo pozo tendría una conexión rápida para ofertar gas”, dijo Guzmán.

De acuerdo con el portafolio de la compañía, las exploraciones enfocadas en gas, en su mayoría, son realizadas en los departamentos de la costa. A propósito de este hallazgo en concreto, el presidente asegura que Hocol deberá seguir explorando para reducir el riesgo de déficit de gas en Colombia previsto para 2025 o 2026.

“Nosotros producimos directamente cerca de 38.000 barriles de petróleo; de estos 20.000 barriles de petróleo equivalentes en gas, estos son 120 o 130 millones de pies cúbicos de gas”, agregó Guzmán.

Además del pozo Coralino-1, la filial cuenta con tres taladros adicionales que están perforando en la zona del Caribe.

Uno de ellos es Arrecife Norte, cercano al pozo Coralino; el segundo es cerca a Tolú, Sucre y Sinuano, que limita con Montería. Para cierre de este año, la empresa Hocol espera llegar a un total de 13 pozos, de los cuales entre seis y siete serán de gas. En cuanto a producción, proyectan terminar con 37.000 a 38.000 barriles de petróleo por día, y con inversiones para exploraciones y desarrollo por cerca de US$210 millones.

MARÍA CAMILA GIL NIEBLES – Larepublica.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment