El gerente de EPM señaló que, a pesar de las polémicas que surgieron en el gobierno corporativo, las inversiones que se tienen a futuro se mantienen

Pese al impacto del covid-19 que se ha sentido en los indicadores de Electricaribe, EPM ratificó su compromiso por entrar como nuevo operador del segmento Caribe Mar.

Con esta confirmación, el gerente de la compañía, Álvaro Guillermo Rendón aseguró en entrevista con LR que, la entrada se hará el 30 de septiembre con el compromiso de hacer inversiones por $10 billones en los próximos ocho años.

¿Cómo va el proceso para entrar a Electricaribe?
Nosotros recibimos la adjudicación en una subasta pública y allí se asumió un compromiso contractual de llegar al segmento Caribe Mar. ¿Qué está pasando ahora mismo? Nosotros sí establecimos en el contrato una oportunidad de medir el impacto del covid para hacer unas correcciones al modelo. Esa revisión cuidadosa con el Gobierno debe ocurrir en los siguientes días, pero el ambiente es bueno para mantener la llegada nuestra el 30 de septiembre como está pensado.

¿Esas negociaciones que se están haciendo son sobre qué?
En el contrato que firmamos se estableció una oportunidad para revisar si se afectaban pérdidas o recaudo por el covid. Hoy estamos mirando y leyendo cuál fue el impacto, y si encontramos que se puede resolver en una conversación con el Gobierno, lo haremos y seguiremos para adelante.

Pero el contrato entonces no tiene reversa…
El contrato está firmado, y si se cumple esta condición y el Gobierno nos acepta las razones de impacto del covid, obviamente no tiene porqué poner en entredicho nuestra llegada a Caribe Mar.

Después de entrar, ¿cómo será el cronograma?
Nosotros tenemos un compromiso de hacer inversiones de $10 billones en ocho años. Eso significa toda la disposición de medios inteligentes y tecnología para poder prestar servicios eficientes con las capacidades que tiene la organización. Nosotros vamos a pedir un compás de espera, porque mientras se hace la reconversión de equipos y se diseñan los modelos de entrada, pues ese tiempo estipulado en el contrato es para nosotros empezar a entregar los servicios.

¿Ya está lista la caja para invertir los $10 billones?
Los mismos modelos lo establecen. En su momento contaremos cómo será el plan de inversiones, y lo que pueden esperar los usuarios, que son 1,5 millones de personas, multiplicado por el núcleo básico, serían seis millones de personas a beneficiar, que conocerán el detalle de las inversiones que tenemos pensadas y en cuánto tiempo se desarrollarán.

Con la polémica del gobierno corporativo de EPM, ¿se podrían afectar las inversiones?
Las inversiones siguen siendo las mismas que se han establecido, lo que hubo fue una sensibilidad en el mercado de capitales, que como lo sabe el país, pues cualquier situación que se presenta, puede generar sensibilidad, por eso hubo reacción por las calificadoras de riesgo, pero mantenemos el grado de inversión y sin inconvenientes.

¿Cómo va la demanda de Hidroituango?
La conciliación está planteada, pero esa conciliación no es contenciosa o litigiosa, es un escenario para dialogar. Estamos llamando a las partes para que concilien, no estábamos obligados a hacerlo, pero lo hicimos, precisamente, para interrumpir la caducidad de la acción, porque si no la hubiéramos interpuesto el 10 de agosto, ya no hubiéramos tenido la oportunidad de hacerlo.

¿Por qué se aumentó el presupuesto en 5,8%?
En el estimado que hicimos de la pretensión para hacer valer en la fase de conciliación está estimada la adición del presupuesto porque para ese día teníamos que tener ya estimado lo que es el año de emergencia y los daños materiales al proyecto, entonces eso ya está contenido en el marco de la pretensión.

¿Cómo está el avance de obra en Hidroituango?
Mantenemos el ritmo, pero como supo el país estuvimos viviendo un episodio de covid, que obviamente significó un recambio de personal. Hoy estamos repoblándolo y en una semana ya tendremos el equipo que se estima es el suficiente para poder avanzar en el cumplimiento de los programas. Estaríamos con 3.500 personas en el campamento muy pronto. En este momento estamos con 2.000 y con las 3.500 personas podemos ir, con los protocolos de rigor, hasta el cumplimiento de los cronogramas.

Kevin Steven Bohórquez Guevara – www.larepublica.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario