Está orientado a restablecer la senda de crecimiento y la reactivación económica del país, ya que el 80% de las inversiones se realizará en Colombia.

La Junta Directiva de Ecopetrol aprobó un plan de inversiones orgánicas por un monto estimado entre US$3.500 y US$4.000 millones para el 2021, el cual está orientado a restablecer la senda de crecimiento, ya que la mayoría de sus inversiones están enfocadas en Colombia.

El plan fue construido con una expectativa de precio Brent promedio de US$45 por barril para el 2021.

El 80% de las inversiones estará enfocado en proyectos en Colombia y el remanente se invertirá principalmente en el desarrollo de proyectos en Estados Unidos y Brasil.

En línea con las prioridades estratégicas del Grupo Ecopetrol (GE) y la fortaleza que tiene su cadena de valor integrada, el plan mantiene como objetivo estratégico el crecimiento del segmento de exploración y producción, al cual se destinará el 77% del total de las inversiones, con enfoque en la aceleración de la progresión de recursos y reservas estimados en 3.7 billones de barriles, a través de exploración, perforación y recobro mejorado.

La producción en el 2021 alcanzará niveles entre 700 y 710 mil barriles de petróleo equivalentes por día (81% petróleo y 19% gas). Las inversiones contempladas en el plan habilitan niveles de producción cercanos a 750 mil barriles en 2023.

En materia de exploración, se prevé la perforación de 9 pozos exploratorios, 8 de los cuales estarían ubicados en Colombia en las cuencas de Llanos Orientales, Valle Medio del Magdalena, Valle Inferior del Magdalena y Sinú-San Jacinto, así como la continuación de actividades orientadas a delimitar recursos descubiertos por más de 450 millones de barriles equivalentes.

En materia de yacimientos no convencionales (YNC), se prevén inversiones superiores a US$600 millones para el aumento de las actividades de desarrollo en la cuenca Permian en Texas, Estados Unidos.

Continúan las inversiones para la maduración de las iniciativas asociadas a Proyectos Piloto de Investigación Integral de Yacimientos No Convencionales (PPII) en la cuenca del Valle Medio del Magdalena.

La inversión en el segmento de refinación seguirá enfocada en el aseguramiento de la confiabilidad y sostenibilidad de la operación de las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena, así como a desarrollar los programas de calidad de combustibles y gestión de agua residual, asegurando efluentes cada vez más limpios.

La carga conjunta esperada de las refinerías para 2021 estará entre 340 y 365 mil barriles por día, en línea con la recuperación esperada de la demanda y de los márgenes de refinación. Se mantiene la prioridad de inversión en el proyecto de interconexión de la unidad de crudo original de la refinería de Cartagena con la nueva refinería, al que se le asignarán inversiones por US$48 millones en 2021.

Al segmento de transporte le corresponderá el 7% de la inversión, dirigida principalmente a garantizar la integridad y confiabilidad de la infraestructura, al tiempo que avanza en flexibilidad y eficiencia en la logística para la evacuación de crudos pesados.

Estas inversiones también permitirán optimizar los costos futuros de operación gracias a la actualización de equipos y la mejora de su desempeño.

Los volúmenes transportados se estiman por encima de un millón de barriles diarios, en línea con las expectativas de producción de crudo del país y la demanda nacional de productos refinados.

Siguiendo la estrategia de transición energética del Grupo, se invertirán más de US$150 millones en la agenda de descarbonización donde se destacan proyectos de eficiencia energética, reducción de fugas y venteos y la construcción del Parque Solar Rubiales.

Así mismo, se amplía la meta de reducción de emisiones a 3 millones de toneladas de CO2 al 2023, adicionales a los 6,6 millones de toneladas reducidas entre 2010 y 2019.

Estas inversiones también permitirán avanzar en la meta de incorporación de 400 MW de energías renovables al 2023.

El plan ratifica recursos anunciados para inversión socio-ambiental cercanos a los $1,7 billones de pesos para el periodo 2020-2024, destinados a cerrar brechas sociales e impulsar el desarrollo y bienestar de las comunidades donde operamos, con proyectos estratégicos en infraestructura, servicios públicos, educación, deporte y salud, desarrollo rural inclusivo y emprendimiento y desarrollo empresarial.

Adicionalmente, continuará el apoyo con recursos para atender necesidades derivadas del Covid-19 en áreas y comunidades donde operamos.

En términos de transformación digital, se destinarán cerca de US$50 millones a la captura de beneficios asociados a tecnologías de inteligencia artificial, blockchain, y bots, entre otros.

El ICP realizará inversiones por cerca de US$30 millones principalmente en proyectos de transición energética, materiales avanzados e incremento del factor de recobro.

El plan de inversiones orgánico se financiará principalmente con generación de caja interna y excedentes de caja existentes al inicio del año.

Se espera alcanzar un ratio de deuda bruta/ebitda menor a 2.5 veces para el 2021, revirtiendo la tendencia del indicador de apalancamiento vista en el 2020.

“El 2020 puso a prueba a la Compañía y ésta mostró su capacidad de resiliencia y adaptación a un enterno adverso y volatil. El plan de inversiones para 2021 busca restablecer la senda de crecimiento de la Compañía, potencializar su competitividad, profundizar en la agenda de sosTECnibilidad y establecer la ruta hacia la transición energética, en línea con nuestros pilares estratégicos de protección de la caja, eficiencia en costos, disciplina de capital y crecimiento rentable y sostenible. Con este plan de inversiones usamos nuestra energía para seguir construyendo un país de todos para todos”, aseguró el Presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón Pardo.

REUTERS – www.portafolio.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario