Se destaca la recuperación en un 26% de la demanda de energía del sector manufacturero y en un 39% en el sector de la construcción entre el 27 de abril y el 23 de mayo, al compararlo con el consumo entre el 23 marzo y el 26 de abril.

 

La participación de la industria manufacturera en los días laborales entre el 27 de abril y el 23 de mayo representó el 12% de la energía consumida en el país, seguido por la explotación de minas y canteras que representó el 7%.

 

La demanda de energía eléctrica total del mes de abril disminuyó un 10.71% respecto a abril de 2019. Mientras que el mes de mayo, hasta el día 23, presentó una disminución de 6.7% respecto al mismo periodo de 2019.

 

En enero y febrero la demanda creció un 5% y en marzo disminuyó -0.6% respecto a marzo de 2019. ​

 

Continuando con el seguimiento al comportamiento de la demanda de energía en el país, producto de las medidas preventivas con el fin de mitigar el impacto del COVID-19 y el efecto de la reactivación de algunos sectores de la economía, presentamos la variación de la demanda entre el 20 de marzo y el 23 de mayo.

 

Decrecimiento de la demanda semanal​

 

 

​La demanda de energía entre el 27 de abril y el 23 de mayo, después de que se empezaron a reactivar los sectores de manufactura y construcción, alcanzó en promedio 183 GWh-día, lo que representa un decrecimiento del -11% con respecto a la semana del 9 al 15 marzo (semana base), que fue una semana de consumo normal.

 

A partir del 27 de abril se da una recuperación del 4% respecto a la demanda promedio que se venía presentando desde el 16 de marzo, fecha en que iniciaron algunas medidas de aislamiento. Si comparamos el comportamiento de la demanda en los días hábiles de las últimas tres semanas con respecto al periodo 16 de marzo al 26 de abril, la recuperación es del 6%.

 

Comportamiento de la demanda en algunos países respecto a Colombia

 

Tal y como se observa en la gráfica, la demanda de energía eléctrica en Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido ha disminuido debido a las medidas de aislamiento social decretadas por los diferentes gobiernos y, específicamente, por el cierre de gran parte de la industria y el comercio.

 

Según el análisis publicado por la International Energy Agency, IEA, en los países más desarrollados no se evidencia una variación relevante entre el consumo de energía eléctrica en  los días laborales y los no laborales, ya que la demanda tiene un alto componente industrial; en  Colombia, donde la demanda tiene un mayor componente residencial, se presenta un comportamiento diferente, mostrando grandes reducciones en los días ordinarios y una menor reducción en los días no laborales.

 

Decrecimiento en  la demanda nacional regulada y no regulada por regiones entre el 20 de marzo y el 23 de mayo​

 

​Como administrador del Mercado de Energía Mayorista, XM recibe información que le permite discriminar la demanda en el segmento regulado (consumo residencial o de los hogares, comercial y de pequeñas industrias) y el segmento no regulado (consumo de la mediana y gran industria del país). La primera, que corresponde a cerca de un 73% de la demanda total,  ha disminuido un 8.1% desde el 20 de marzo hasta el 23 de mayo; la segunda, que representa cerca del 27% de la demanda del país, ha tenido una disminución del 25.3%.

 

La demanda nacional está distribuida en 10 regiones que, en el periodo del 20 de marzo al 23 de mayo, han tenido la siguiente participación frente a la demanda total: Caribe 27.3%, Centro 23.0%, Antioquia 13.2%, Oriente 10.2%, Valle 9.9%, THC – Tolima Huila Caquetá 4.1%, CQR – Caldas Quindío Risaralda 3.8%, Sur 3.0%, Chocó 0.4% y Guaviare 0.1%. Adicionalmente, se tienen las cargas conectadas directamente al Sistema de Transmisión Nacional, STN, que equivalen al 5.0% de la demanda del país.

 

A pesar de que hay medidas de aislamiento preventivo de carácter nacional, el comportamiento en la reducción de la demanda en el país no es igual para cada región debido a que algunas áreas tienen un mayor componente industrial y comercial; adicionalmente, algunas industrias tienen un consumo de energía más intensivo o se presentan mayores consumos de energía en los hogares de regiones cálidas, afectadas por aumentos de temperatura que implican mayor uso de aires acondicionados y refrigeración.

 

Evolución de la demanda en las principales actividades económicas

 

La demanda de energía en la mediana y gran industria del país -demanda no regulada- está discriminada en 20 principales actividades económicas. Entre el 23 de marzo y el 26 de abril  los sectores que tuvieron una mayor reducción de la demanda fueron educación con el -65%, seguido por alojamiento y servicios de comida con el -61%. Por su parte, la actividad menos afectada fue agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, con una reducción del -3%.

 

Desde el 27 de abril, una vez empezó la reactivación paulatina de la economía, se ha dado un aumento en el consumo industrial, destacándose el sector de la construcción con una recuperación respecto a los días laborales de aislamiento preventivo, del 38.5%, las industrias manufactureras con un 26.1% y actividades profesionales, científicas y técnicas con el 26.0%. Por otro lado, agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca; actividades de organizaciones y entidades extraterritoriales y, actividades inmobiliarias, siguen disminuyendo a -3.1%, -3.0% y -1.7% respectivamente, respecto a  los días laborales de aislamiento preventivo.

 

La participación de la industria manufacturera en los días laborales entre el 27 de abril y el 23 de mayo representó el 12% de la energía consumida en el país, seguido por la explotación de minas y canteras con el 7%.

 

 

En la gráfica se muestra el cambio en la tendencia de disminución en la demanda de los sectores de construcción, manufacturas y explotación de minas y canteras, a partir de las medidas de reactivación económica establecidas por el gobierno nacional, pasando en los días laborales del 23 de marzo al 24 de abril de un decrecimiento en  la  construcción de -40%  a un decrecimiento del -18% del 27 abril al 23 de mayo;  por su parte, la industria manufacturera pasó de un decrecimiento de -39% a uno de -22% durante el mismo periodo.

 

Según Jaime Alejandro Zapata Uribe, gerente del Centro Nacional de Despacho de XM: “La reducción en la demanda de energía del país entre el 20 de marzo y el 23 de mayo con respecto a los consumos que se presentaron al inicio del mes de marzo, alcanzó en promedio el -14%. Esto es equivalente a la mitad del consumo de todos los departamentos de la costa Caribe, que actualmente es la región con mayor demanda de energía en el país. En los días hábiles después del 27 de abril se incrementó el consumo de energía en un 6% respecto al promedio de días hábiles en los demás días de aislamiento preventivo obligatorio, principalmente por la reactivación de los sectores de manufactura y construcción.

 

Es importante resaltar que desde el 27 de abril y respecto de los días hábiles de las semanas anteriores, el consumo de energía eléctrica en la construcción se recuperó en un 39% y la industria manufacturera se ha recuperado un 26%.

 

Las regiones que más disminuyeron la demanda son Centro -19% y Oriente -17%, mientras las que menos redujeron fueron Caribe – 4% y Sur -6%.

 

La invitación a los colombianos es que sigan haciendo uso responsable de los recursos, acatando las indicaciones de aislamiento social definidas por el gobierno nacional, con el propósito de proteger la salud de sus familias y de la sociedad en general. En XM seguimos trabajando 24 horas, los 7 días de la semana, para que los colombianos cuenten con el servicio de energía requerido para superar esta crisis, manteniendo la máxima confiabilidad y calidad”. ​

 

Fuente: xm.com.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario