El bloque ubicado en el Meta tiene un potencial estimado de 1.000 millones de barriles de petróleo liviano.

Un bloque petrolero en los Llanos Orientales podría convertirse con el paso de los meses en el nuevo referente de la operación hidrocarburífera a nivel nacional, y además en fuente para aumentar las reservas de crudo del país.

Se trata del CPO-5, localizado en el municipio de Cubayaro (Meta), el cual es desarrollado por la petrolera estatal hindú ONGC Videsh (OVL) como operadora, cuya participación es del 70%, en asocio con su homóloga GeoPark, empresa que tiene el 30%.

Ha llamado tanto la atención el bloque en el sector petrolero del país, ya que a la fecha se han registrado cuatro hallazgos comerciales (precisamente el último anunciado por la operadora hace pocos días), los cuales confirman, según la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y OVL, que el CPO-5 tiene un potencial de 1.000 millones de barriles de crudo.

“Este pozo de petróleo (Indico-2) está produciendo alrededor de 6.300 barriles por día. Estamos en condiciones de extraer alrededor de un millón de toneladas de este campo en un corto periodo de tiempo. Así que este es un buen descubrimiento de nuestra parte”, dijo GS Chaturvedi, director de exploración de OVL.

El vocero de la petrolera hindú agregó que, “nos hemos consolidado como una hidrocarburífera internacional que no existía en este momento y quizás ahora estamos siendo vistos por otras empresas como Chevron, Occidental, Shell y Ecopetrol y nuestro socio GeoPark como un operador muy prudente en Colombia”.

Otras de las características que llaman la atención del CPO-5 es que su petróleo es liviano, más si se tiene en cuenta que en la región de los Llanos Orientales, predomina el crudo pesado.

“El petróleo ligero se descubrió en el primer pozo (Indico-1X) del campo Indico en diciembre de 2018, y antes del nuevo hallazgo venía demostrado un flujo sostenido a 5.200 barriles por día con una producción acumulada de más de tres millones de barriles de petróleo”, señala un comunicado de la empresa hindú.

A renglón seguido, resalta que el CPO-5 “es un gran bloque en tierra que ofrece múltiples oportunidades de exploración y evaluación. La compañía ahora planea perforar más pozos para explorar las otras jugadas en el bloque en un futuro inmediato. OVL también realizará datos sísmicos 3D adicionales para mapear más prospectos perforables en otros sectores”.

Para la ANH, la cuenca Llanos, a pesar de ser considerada geológicamente como una cuenca madura, con este descubrimiento demuestra que el potencial hidrocarburífero de Colombia aún está por ser explorado, probado y producido, representando nuevas oportunidades de desarrollo social y económico.

Cabe recordar que hace poco más de un año (noviembre de 2019), luego de varios meses de negociaciones GeoPark anunció “la adquisición de todo el capital accionario emitido y por emitirse de Amerisur Resources”, y cuyo cierre de la transacción se completó el pasado 16 de enero.

Con la compra GeoPark incorporó a su portafolio de activos que tenía a su haber 13 bloques de producción, desarrollo y exploración, 12 en la Cuenca Caguán Putumayo y uno (CPO-5) en la cuenca Llanos Orientales. Así mismo, el Oleoducto Binacional, línea de exportación de Colombia a Ecuador.

Alfonso López Suárez – www.lportafolio.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario