La planta, además de beneficiar a Unibán, llevará el gas natural a 90 viviendas en la zona de influencia.

Hoy termina el proceso de entrada en operación del primer complejo regasificador en tierra firme del país.

Se trata de la estación de Gas Natural Licuado (GNL), obra que es producto de la alianza entre EPM y Unibán, y que está localizada en el corregimiento de Zungo Embarcadero, en el municipio de Carepa (Antioquia).

La planta regasificadora, a mediana escala e industrial, fue montada en la Instalación Portuaria de la comercializadora (Unibán), con la cual se garantizará la energía para la operación de la citada compañía en esa zona, sino que además suministrará energía eléctrica a las comunidades en la zona de influencia”.

“Con el proyecto, se impactarán inicialmente 90 viviendas aledañas y que se podría extender a otras 400 unidades habitacionales, las cuales ahorrarán el 50% del costo de la energía que venían utilizando, si se compara con el uso de cilindros de gas propano (GLP)”, señaló Carlos Pinilla, director de Asuntos Institucionales de Unibán.

Los poco más de 150.000 metros cúbicos mes de GNL que vienen del campo La Creciente (Sucre) en carrotanques a la desgasificadora, servirán para el funcionamiento del casino, la fábrica de snacks y la caldera de Unibán.

“Este volumen de GNL que pasa por la estación descompresora, que equivale a entregarle el combustible a 12.000 viviendas, es gracias a un programa de conversión ya que se cambiaron los sistemas a carbón por los de este energético limpio, lo que resulta en 45% menos en emisiones de CO2”, explicó Pinilla.

La inversión destinada por EPM y Unibán para el desarrollo de la planta fue de $2.300 millones.

 

Portafolio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario